Los riesgos de que los niños manipulen la APP de seguridad en el móvil

Los expertos recomiendan que el contacto de los niños con las pantallas de los teléfonos móviles y las tabletas sea el menor posible. Aunque al final somos en cada familia los que ponemos nuestros propios límites según como es el día a día y hasta dónde creemos que debemos llegar.

En este sentido, existen una serie de situaciones que a veces no solemos tener en cuenta y que, en cambio, pueden ocasionar algún que otro disgusto o incluso un problema más grave. Nos referimos al caso en el que un niño -se entiende que de poca edad- está jugando con el smartphone de la madre o del padre y entonces, sin querer, manipula la aplicación de la seguridad de la casa o el negocio que tenemos instalada en nuestro teléfono.

Niños con smartphone

¿Qué puede ocurrir?

1- Que desconecte la alarma.

Desde la aplicación se puede activar y desactivar el sistema de seguridad de la vivienda. Y nos podemos dar cuenta o, atención, podemos no enterarnos al menos hasta que recibamos alguna notificación. Un tiempo que puede ser un riesgo para la integridad de nuestro hogar.

2- Que se genere una falsa alarma.

Una incorrecta manipulación de la aplicación puede llevar a que se genera alarma con los inconvenientes que eso conlleva para el sistema de seguridad y los quebraderos de cabeza para los propietarios.

Por tanto, lo mejor recomendación que podemos haceros desde Segurija es que si dejáis el móvil en manos de los niños el smartphone estéis pendiente de lo que tocan, no únicamente de la aplicación de Seguridad -que nosotros aconsejamos llevar en el teléfono siempre- sino de muchas otras también: del banco, de redes sociales…