¿Qué ocurre con mi alarma si cortan el cable telefónico?

Nos instalamos una alarma en nuestra casa o en nuestro negocio para aumentar su seguridad y vivir más tranquilos. Sin embargo, por noticias que vemos en los medios de comunicación y también por los cientos de películas en que también hemos contemplado la escena, creemos que cuando unos ladrones cortan el cable telefónica de nuestra vivienda la alarma que tenemos instalada queda totalmente desactivada y pueden campar a sus anchas.

La realidad no es así; al menos en el servicio que ofrecemos en Segurija. Nosotros trabajamos con un mínimo de tres vías de seguridad -alámbricas e inalámbricas- para garantizar una comunicación permanente de la alarma con nuestra central y, a la vez, con los centros de las fuerzas de seguridad.

1-Teléfono fijo: la más habitual de las vías de comunicación.

 Cable telefónico

2-GPRS: este segunda vía se comunica con la central mediante satélite.

Sistema GPRS

3-4G: la última tecnología aplicada a este sistema de comunicación.

Comunicación vía 4G

Con la disponibilidad de estas tres vías de seguridad los ladrones tienen mucho más difícil acceder a nuestra vivienda sin que salten las alarmas. En el momento que desactiven una de ellas, siempre habrá una alternativa para alertar del robo.