El entorno de tu casa te indica si necesitas un sistema de seguridad

La instalación de un sistema de seguridad es una decisión que tomamos después de haber estudiado varios factores. En este mismo blog ya te hablamos en una ocasión de las 10 preguntas que debes hacerte antes de colocar una alarma en tu casa o en tu hogar. Esos diez interrogantes son uno de esos factores.

En esta ocasión vamos a poner el foco en otro, en el entono en el que está ubicada la vivienda o el negocio, es decir, en determinar qué situaciones existen a nuestro alrededor que nos indican la necesidad de instalar un sistema de seguridad.

Casa aislada

En la zona de la Costa Blanca hay muchas zonas de diseminado. En algunas de ellas las parcelas son muy grandes (zonas del campo de Benissa, Jávea, el Valle del Pop, Dénia…) o el carácter rural de la finca hace que la casa está bastante aislada de otras. Esta lejanía a otras viviendas es un elemento importante para determinar si necesitamos un sistema de seguridad.

Urbanización de fácil acceso

A diferencia del punto anterior, en esta zona de la costa de la Comunidad Valenciana también existen muchas urbanizaciones. Para la seguridad es importante conocer cómo son los accesos. ¿Son fáciles para poder entrar y salir rápidamente con un vehículo? ¿Cuentan con algún dispositivo de control: puesto de vigilancia, sistema de cámaras…?

Viviendas de segunda residencia

Tanto en chalets como en apartamentos puede ocurrir que la zona o el edificio sea mayoritariamente de segundas residencias. En Jávea, Dénia, Calpe, Moraira y toda esta zona en general hay miles de viviendas que pertenecen a ciudadanos de Valencia y Madrid -principalmente- y sólo pasan temporadas en la casa. Una situación muy atractiva para los ladrones, que tienen muchas formas de entrar a robar a tu casa.

Coche de policía

La distancia a los centros de seguridad es importante

Distancia a retenes, comisarías o cuarteles de fuerzas de seguridad

Hace unos años era mucho más determinante; ahora ya no lo es tanto. Pero sí es cierto que cuando una casa se encuentra cerca de un retén de la Policía Local, un cuartel de la Guardia Civil o una comisaría de la Policía Nacional se siente más protegida. Y, en oposición, cuanto más lejos está ubicada, más incertidumbre.

Tipo de vecindario

En el punto de viviendas de segunda residencia hemos hablado del riesgo que supone una ausencia prolongada en la casa. A diario también se producen ausencias. Nos referimos a gente que trabaja todo el día fuera. Incluso puede llegar a dar la impresión de que no vive nadie en ese hogar. Es importante conocer si donde vivimos existen muchos casos de este tipo. O si, en cambio, las casas están ocupadas por personas mayores -en la Costa Blanca suele ser residentes europeos- que pasan mucho tiempo en ellas. Si tu estás en el primer caso, recuerda que no está de más dejar alguna luz encendida para hacer ver que hay alguien en el hogar.

Calle mal iluminada

La falta de iluminación es un riesgo

Iluminación

¿Esa calle de núcleo urbano o zona residencial en la que tienes la casa está iluminada? La oscuridad es el hábitat natural de los amigos de lo ajeno. Desafortunadamente, en esta zona a diferencia de las ciudades existen muchos viales que carecen de iluminación pública. Es un factor que también debemos tener en cuenta.

Te hemos contados seis factores que encontrarás -o no- en tu entorno y te ayudarán a decidirte por la instalación de un sistema de seguridad. Si tienes cualquier dudad puedes escribir un comentario en esta misma publicación en contactar con nosotros.