Consejos para reaccionar ante un robo

Hace poco te hablamos de cómo debías actuar si al llegar a tu vivienda te encontrabas con ladrones en el interior. Es una situación que, desgraciadamente, puede darse a menudo y para la que es aconsejable tener indicaciones.

En esta ocasión, te hablamos de cómo reaccionar si eres tú el que presencia un robo aunque en este caso no sea en tu casa. Pensamos en que puede ser la vivienda de un familiar, un establecimiento por el que casualmente estás pasando por delante o, quien sabe, un asalto a una casa que ves desde la carretera. Todas estas son situaciones que a veces ocurren y con las que hemos trabajado en Segurija.

Robo en una casa

Por eso creemos que es importante que conozcas estos consejos básicos por si alguna vez te enfrentas a algo parecido:

1- Calma y llamar a la policía.

Quizás te has puesto un poco nervioso. Cálmate primero y en seguida llama a la policía local de la localidad en la que estés o a la Guardia Civil. Facilita la ubicación o dirección. Se guardarán tu teléfono de contacto.

2- Asistencia médica.

Si ha habido agresión de por medio y tu u otra persona requiere de asistencia médica, llama al 112.

3- No tocar nada.

En el lugar del robo, evitar tocar cualquier objeto, mesas, sillas, pomos de las puertas… porque ahí pueden estar las huellas de los ladrones y esa información ayudará a las investigaciones para atraparlos.

4- Evitar que nadie acceda.

En la misma línea del consejo anterior, intenta que no entre nadie ajeno a las fuerzas de seguridad y el orden en el lugar del robo.

Allanamiento de morada

5- Línea telefónica libre.

Como la policía o la Guardia Civil tienen tu teléfono para contactar, mejor evitar hacer llamadas durante este tiempo para que esté libre la línea.

6- Sé prudente.

Importante: olvídate de películas y sé prudente en todo momento. Debes evitar situaciones de riesgo si los ladrones aún están en el interior o se han percatado de tu presencia.

7- Capturar información.

Sabemos que es complicado porque la situación genera ansiedad, pero intenta quedarte con toda la información que puedas tanto de los cacos como de otros detalles: rasgos físicos, cómo van vestidos, tipo de coche, idioma si los oyes hablar…

Esperemos que no tengas que vivir una situación de este tipo. Pero si llega el caso, confiamos en que estos consejos te ayuden a saber cómo reaccionar.